Video

Videos

Sabias que

Sabias que ...

Las bacterias en tu boca... »
El cepillado solamente... »
Cepillate los dientes... »
Utiliza hilo o seda... »
No abuses de las... »
El flúor es la mejor... »
Los dulces sirven de... »
Debes consumir alimentos... »
Con el cepillado normal... »
Evite el cigarrillo... »
Los colutorios o enjuagues... »
Los expertos recomiendan... »
Si comes fuera de... »
Las bacterias en tu boca... »
Juegos

Juegos

Uso de los brackets

Cuando el dentista nos recomienda ponernos frenos, parece que cayera la maldición gitana sobre nuestros dientes. Y es que pensamos que usar brackets es una de las peores cosas que pueden pasarnos, cuando en realidad sus efectos sobre nuestra sonrisa son todo lo contrario.

Ante ese estigma y la equivocada creencia de que solo son para niños (uno de cada cinco pacientes tiene más de 21 años), debemos saber que los frenos son altamente beneficiosos para quienes tienen problemas de maloclusión. Es decir, para aquellos cuyos dientes lucen amontonados, chuecos o salidos.

Tales molestias no solo son antiestéticas a la vista, sino que causan dolor e incomodidad al masticar, hablar y sonreír.

Como los brackets enderezan los dientes gradualmente, hay que tener mucha paciencia para esperar sus resultados. El tratamiento puede durar de doce a treinta meses y adem├ís de utilizar constantemente los aparatos, es necesario acudir religiosamente al dentista y seguir un estricto hábito de higiene bucal. Luego de removerlos se emplea un retenedor, a fin de no afectar el tejido de los dientes enderezados.

Ya que la puesta puede causar algo de dolor -que solo es durante los primeros días-, al principio es aconsejable comer algo suave, como sopa o gelatina y probar con otros alimentos a medida que nos vayamos sintiendo cómodos. Una buena manera de aliviar la molestia es enjuagar la boca con agua tibia con sal. Eso basta para que a nuestras encías y cachetes se les vaya la hinchazón.

Pero no pensemos que todo tiene que costarnos tanto trabajo. La espera de esa maravillosa sonrisa se hace más fácil si llevamos brackets de un bonito material. Puedes elegir entre los de plástico, metal o cerámica y escogerlos claros o metálicos, acompañándolos de las ligas del color que más te guste.

Además ahora los alambres se notan menos y no causan tanta incomodidad. Así que no tengas infundados prejuicios y póntelos si los necesitas.

« Regresar
Kit de Ortodoncia
Técnica de cepillado
Técnica para hilo dental